San Cristóbal Xallan

“Tú vas a cuidar a los de Xochimilco, ese pueblo es muy sabio, con los dones que les he dado han construido islas dentro de un lago… tú serás ejemplo para ellos, porque te has hecho grande humillándote, porque has amado a tus hermanos con obras de Misericordia”.

1532743035548

Por: Diego Rodarte

Sin duda uno de los barrios más pintorescos del centro de Xochimilco es el barrio de San Cristóbal Xallan por su capilla terminada en 1938 y su plazuela  rodeada de callejones y canales por donde transitan las trajineras que salen del embarcadero Salitre, que lleva ese nombre porque de ahí se extraía sal que se transportaba al centro de la Ciudad de México.

En la época prehispánica dicho barrio se fundó sobre un islote y se le dio el nombre de Xallan, que significa “el arenal o lugar muy arenoso”. Los primeros misioneros franciscanos que llegaron  a Xochimilco en el siglo XVI quedaron admirados por la forma de vida de los indígenas y como trabajaban los cultivos en las chinampas.

En el lugar se construyó una pequeña capilla en la que los misioneros evangelizaban y consagraron el lugar a San Cristóbal Mártir, cuya historia de vida estuvo ligada íntimamente al agua y su santidad al servicio con aquellos que necesitaban de su ayuda. Fue entonces que mandaron traer de Italia una escultura de San Cristóbal hecha de madera de pino con la característica  de llevar un remo en la mano a imitación de los Xochimilcas.

¿QUIÉN FUE SAN CRISTÓBAL?

1532742982076

Cuenta la tradición cristiana que Cristóbal era un hombre apuesto de muy alta estatura, con una gran fuerza física y tan orgulloso que no se conformaba con servir a amos que no fueran dignos de él. Fue así que abandonó a su primer amo, un poderoso rey que temblaba con tan solo escuchar el nombre del diablo, y dando por hecho de que se trataba de un ser poderoso buscó a un brujo consagrado al demonio para ponerse a su servicio.

En cierta ocasión, notó como el brujo se cubría el rostro al pasar frente a una cruz y preguntándole si le temía a las cruces, el brujo le respondió que le temía a quien había muerto en la cruz, un tal Jesucristo que había resucitado de entre los muertos y que era tan poderoso que hasta el demonio temblaba con tan solo escuchar su nombre.

Asombrado, abandonó al brujo y se lanzó a buscar por los caminos a aquel hombre cuyo nombre hacía temblar al demonio, pero nadie le daba razón de quien era. Fue así como terminó a la orilla de un río profundo y movido por su espíritu de servicio y caridad, aprovechando su gran estatura, ayudaba a cruzar a los viajeros en hombros a la otra orilla del río a cambio de unas monedas.

1532744480177

Cierto día, un pequeño niño llegó a la orilla del río y sin preguntar lo ayudó a cruzar sobre sus hombros, pensando que tan débil criatura no representaba ninguna fatiga, pero a mitad del río se hizo tan pesado que era insoportable llevarlo y a costa de grandes esfuerzos logró llegar a la orilla, entonces le preguntó: “¿Quién eres niño, que me pesabas tanto que parecía que transportaba el mundo entero?” a lo que el pequeño respondió: “Tienes razón, peso más que el mundo entero, pues yo soy el creador del mundo. Yo soy Cristo. Me buscabas y me has encontrado”.

Desde entonces tomó el nombre de Cristóbal, que significa “el portador de Cristo” y recibió el bautismo en Antioquía para después ir a predicar a Licia y Samos, donde fue encarcelado por el rey Dagón por tratar de ayudar a los cristianos cautivos y tras someterlo a varias torturas para hacerlo renegar de su fe, fue decapitado.

La Iglesia Católica rinde culto a San Cristóbal desde el siglo V y es considerado patrono de los viajeros y transportistas. Suele representarse como un gigante que lleva en sus hombros al niño Jesús mientra cruza el río apoyado de una palmera o un cayado de viaje.

LA FIESTA

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque el santoral marca la fiesta de San Cristóbal el 10 de julio, el barrio de San Cristóbal Xallan celebra a su santo patrono el 25 de julio. Los festejos inician desde la tarde del 24 de julio con un paseo en trajinera por los principales canales turísticos con la imagen de San Cristóbal y continúa con una procesión por las calles del barrio acompañados por la banda de música que no puede faltar en estas celebraciones.

El 25 de julio, la fiesta inicia con una salva de cohetes a las 5:00 de la mañana y las tradicionales mañanitas. Al medio día, en el arco del embarcadero Salitre se reúnen los estandartes de los barrios vecinos de San Esteban Tecpanpan, San Diego Tlacoxpan, Santa Crucita Analco, Xaltocán y la mayordomía de la Virgen de los Dolores para partir todos juntos en procesión y participar en la Misa Solemne en honor al “Patrón de los Caminos”.

La fiesta es amenizada durante el día por la música de viento y la participación de elencos artísticos y grupos culturales para culminar con la quema de pirotécnia en la plazuela del barrio.

La fiesta en honor a San Cristóbal concluye el 26 de julio con un recorrido por las principales calles del barrio en el que participan la comparsa de chinelos, huehunechones, mojigangas, la banda y los estandartes de los barrios invitados, además del torito que este año fue donado por la familia Rodríguez Alanis y que fue quemado en la tradicional quema de toritos con la que culmina la fiesta patronal.

1532743083537

Cabe señalar que el barrio de San Cristóbal Xallan sigue conservando muchas de sus tradiciones como la bendición de los animales el 17 de enero, fiesta de San Antonio Abad, la quema de Judas el Sábado de Gloria en la plazuela, el Lunes de las Amapolas, flor que se cultivaba en abundancia y cuyos pétalos eran arrojados desde el techo de la capilla el primer lunes de Pascua para terminar con las celebraciones correspondientes a la Semana Santa y que hoy se conmemora con una misa y un baile, además de que las familias preparan las tradicionales garnachas y pambazos para celebrar este día.

Otra de las devociones de gran arraigo en el corazón del barrio es la del Niño de San Cristóbal y se centra en la imagen del Niño Jesús que el santo lleva en sus hombros y a la que desmontan para venerarla de forma particular con las tradicionales posadas en el mes de diciembre, la arrullada y la Adoración de Reyes el 6 de enero.

Popularmente, a los vecinos del barrio de San Cristóbal  se les conoce como “los garroteros” haciendo referencia al báculo que San Cristóbal lleva en la mano.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s