El Rey de los pobres

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Diego Rodarte

Peregrinos procedentes de distintos puntos de la Sierra Norte de Puebla, el estado de Hidalgo, Xochimilco, Tlalpan, y otros puntos del país se congregaron en la Parroquia de San Juan Evangelista para celebrar con Júbilo la fiesta de Nuestro Padre Jesús de Aquixtla, después de su peregrinar por las comunidades de Atexcac, Rinconada, Santa Cruz y Tlacuitapa, visitando a los más pobres y enfermos que no pueden acudir a su fiesta del 2 de enero.

Las expresiones de fe se manifestaron a través de la danza y la música, pero también en las peregrinaciones a pie, bicicleta, motocicleta, incluso en trailer, para agradecer a Padre Jesús por los favores concedidos y encomendarle las necesidades del año que comienza.

A las 5:00 de la mañana iniciaron las tradicionales mañanitas en honor a Padre Jesús y las largas filas de fieles para tocarlo y recibir su bendición, con la misma fe de la mujer del Evangelio que con solo tocar la túnica de Jesús quedó curada de un mal que padecía. En este sentido, el Padre José Adolfo Chávez Amezcua, Párroco de Aquixtla recordó los milagros que Padre Jesús realizó a lo largo del año.

Uno de estos milagros fue el de un niño enfermo de cáncer en la médula, procedente de Zacatlán que visitó a Nuestro Padre Jesús y que tuvo la oportunidad de hablar con el Padre José:

“El niño me pregutó: ¿verdad que no me voy a morir?… es que tengo cáncer y mi mamá llora mucho porque me voy a morir. Le dije: mira, no debieron haberte dicho eso, pero ve a la capillita de Padre Jesús, súbete al altar, míralo a los ojos y pregúntale que si te vas a morir. Al ratito el niño llegó bien contento, bien seguro y le pregunté ¿que pasó? y me contestó: me dijo que no, pero mi mamá no cree, sigue llorando… el niño si creyó, pero la mamá no”.

PSX_20200103_233818

El Padre José recuerda que cuatro meses después, el niño regresó, pero no lo reconoció porque tenía cabello y se encontraba saludable después de que los médicos lo habían desahuciado, milagro que se puede comprobar gracias a los estudios y a los análisis que el Presbítero resguarda como testimonio de aquel prodigio:

“Ese niño con su humildad y sencillez le arrancó un milagro y sintió Padre Jesús que salió una fuerza curativa. Y no se trata solamente de curar el cuerpo, ojalá pudiéramos arrancarle la fuerza curativa de la alegría, porque yo veo a mucha gente triste y lo peor de todo, sin fe”, expresó el sacerdote en su homilía.

Minutos antes de las 6:00 de la tarde, la sagrada imagen de Padre Jesús bajó del altar en manos de los integrantes de la Cofradía y fue colocado en andas para después, ingresar al templo de San Juan Evangelista y recorrer el tapete de aserrín que fue dispuesto para la ocasión y salir a recorrer las calles en la llamada Procesión de los Castillos, pues a su paso se queman castillos y abundante pirotecnia, siendo los momentos emotivos la quema del castillo en la plaza principal y el castillo ofrecido por los traileros.

En el camino, porras, vivas, pétalos de flores y el cariño del pueblo acompañaron a Padre Jesús de regreso a su capillita, donde a lo largo del año seguirá recibiendo a peregrinos procedentes de diferentes puntos del país, principalmente en la temporada de cuaresma, siendo las fiestas de enero la única temporada en que baja de su altar para estar cerca de su pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s