Celebran a la Virgen de la Bala

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Diego Rodarte

Con una misa en el santuario del Señor de la Cuevita y una más por la noche en la capilla de San Ignacio, devotos de la Virgen de la Bala celebraron a la Patrona del Oriente de la Ciudad de México con motivo de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Silvia Sandoval Guillén, Presidenta de la Cofradía de la Virgen de la Bala comentó que este año la celebración fue simbólica, ya que sus esfuerzos están enfocados en la construcción del nicho en el baldaquino del Señor de la Cuevita donde será entronizada la pequeña imagen a fin de que su devoción crezca y se renueve el patronazgo como protectora del oriente de México.

Y es que cada día se acercan más personas a esta devoción gracias a los testimonios de los milagros que la Inmaculada concede a quienes se acercan a Ella con profunda devoción, tal es el caso de Maribel Dominguez que con lágrimas en los ojos se acercó a dar gracias a la Virgen de la Bala por concederle la dicha de ver nacer con bien a su pequeña Nicolle Guadalupe después de un embarazo de alto riesgo. Confiada en la misericordia de la Madre de Dios, Maribel pidió prestada una imagen de la Virgen de la Bala y se encomendó a Ella durante todo su embarazo; sus oraciones fueron escuchadas y durante la convivencia se acercó a presentar a su pequeña y a compartir su testimonio.

Como esta, muchas son las pruebas del amor que la Virgen tiene a quienes le son fieles bajo esta advocación, pues hay personas que han librado enfermedades como el Cáncer, han podido concebir, o bien han podido salvar su matrimonio por intercesión de la Inmaculada, además de ser símbolo de protección y seguridad en estos tiempos en que la violencia parece no dar tregua.

Otro acto simbólico fue que se celebrara la Santa Misa y la convivencia en la capilla del barrio de San Ignacio, pues ha sido uno de los barrios que más ha apoyado a la cofradía sirviendo con fidelidad a la Virgen de la Bala.

Para Silvia fue muy significativo que la Virgen de la Bala visitara su hogar durante su festividad ya que permanece bajo resguardo el resto del año y en poco tiempo será entronizada en el lugar que le corresponde a los pies de su Divino Hijo, el Señor de la Cuevita, para reinar junto a Él desde el pueblo de Ixtapalapa al que ha cobijado desde hace más de 300 años a pesar de que su devoción estuvo en peligro de quedar en el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s