El hallazgo en la Olla de Piedra

“…San Antonio, suplica al Dios inmenso que con su gracia divina alumbre mi entendimiento para que mi lengua refiera el milagro que en el huerto obraste de edad de ocho años…”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Diego Rodarte

San Antonio Tecomitl es uno de los doce pueblos originarios que conforman Milpa Alta y se divide en cuatro barrios: Xochitepetl, Xaltipac, Tenantitla y Cruztitla, los cuales se organizan cada año para celebrar la fiesta de su santo patrón, San Antonio de Padua, con una sencilla festividad en la que recuerdan el hallazgo de la imagen titular de la parroquia en el paraje “Teconitla” en la que se encuentra una oquedad natural que se formó por la lava del volcán Teutli, dejando una burbuja de roca que al solidificarse formó una especie de olla a la que llamaron “La olla de piedra”.

En este lugar los antiguos pobladores de Tecomitl  realizaban rituales para pedir por la fertilidad de la tierra, prueba de ello son los restos arqueológicos encontrados como vasijas, obsidianas, sellos, collares y malacates, además de algunas representaciones de las antiguas deidades que se adoraban en el lugar.

1528935711690

Cuentan que en la época Virreinal, dos “tlachiqueros”, personas dedicadas a extraer aguamiel de los magueyes, realizando sus labores cotidianas, escucharon con claridad  entre los matorrales el llanto melódico de un niño. Inquietos y movidos por la curiosidad se dieron a la tarea de buscarlo afanosamente al tiempo que se preguntaban de dónde provenía aquel llanto y quién había abandonado a un niño en aquel lugar alejado del poblado, pero no encontraron a nadie.

Al día siguiente, los tlachiqueros regresaron a sus actividades y nuevamente escucharon el llanto del infante, por lo que suspendieron sus labores para buscarlo por los alrededores sin obtener resultados, así que regresaron a sus casas  intrigados y con el objetivo de volver al día siguiente más temprano para salir de dudas  y no dejar que aquel niño pereciera por las inclemencias del día y la noche.

Al tercer día, después de otra extensa y minuciosa búsqueda, entrada la tarde, a uno de los tlachiqueros se le ocurrió mover una piedra de mediano tamaño que servía de tapón a la Olla de piedra y vieron en su interior a un hombre con hábito y de mirada tierna que con amor sostenía en sus brazos a un hermoso niño al que arrullaba en medio de una resplandeciente luz. Sorprendidos corrieron a comunicarle a los franciscanos sobre aquel hallazgo, era precisamente el día 13 de junio, aunque no se sabe con exactitud de que año.

1528936749156

Considerando aquel acontecimiento como un hecho milagroso, la imagen fue trasladada al templo improvisado que tenías y los franciscanos, quienes explicaron a los pobladores que aquella imagen era la de San Antonio de Padua y que el niño que llevaba en brazos era el niño Jesús. Desde entonces, San Antonio de Padua se convirtió en el santo patrono de esta comunidad y comenzó a construirse el templo que actualmente lo alberga, mientras que en la Olla de piedra, con el paso del tiempo, se construyó una capilla para recordar el lugar del hallazgo.

LA FIESTA

Cada año, los pobladores de San Antonio Tecomitl celebran este acontecimiento con una procesión con la imagen de San Antonio, del templo parroquial a la capilla de la Olla de piedra. Los festejos inician el 11 de junio, cuando la imagen de San Antonio se lleva a casa de los floristas que adornan la portada enflorada que será colocada en el templo, ahí permanece todo el día y era costumbre revestirla con un hábito, pero debido a su antigüedad y para respetar la talla original, se optó por solo revestir al niño Jesús que lleva en sus brazos. Desafortunadamente, la imagen del niño Jesús no corresponde a la talla original, esto debido a una profanación que sufrió San Antonio durante la Guerra Cristera, en la que se cree que la imagen del niño fue robada, por lo que se vieron en la necesidad de sustituirla por una totalmente diferente.

El 12 de junio, los floristas llevan en procesión la portada junto con la imagen de San Antonio de Padua a la parroquia y después de la bendición de la portada, elaborada durante muchos años con flores naturales, sale nuevamente la procesión en dirección a la capilla de la Olla de piedra donde se celebra la Santa Misa de Vísperas a las 09:00 de la noche y se vela a la imagen de San Antonio que es transportada en un anda enflorada. Se dice que anteriormente, los varones solteros que querían contraer matrimonio eran los que cargaban el anda con la imagen del también llamado popularmente “Santo del Amor”, mientras las mujeres arrojaban pétalos de flores en su camino.

1528936779309

Durante toda la noche acude gente a la capilla de la Olla de Piedra para acompañar a San Antonio, compartiendo café y tamales al mismo tiempo que la banda alegra la madrugada con sus notas. A las 06:00 de la mañana del 13 de junio comienzan las mañanitas en honor a San Antonio de Padua y nuevamente sale una procesión de regreso a la parroquia con la imagen para celebrar la primera misa del día en que la Iglesia recuerda a este gran santo, Doctor de la Iglesia y venerado en todo el mundo por la gran cantidad de milagros que por su intercesión Dios concede a quienes invocan su favor.

Fuente: Manuel Garcés Jiménez

Con información de:  San Antonio Tecomitl

Agradecimiento: Carlos Flores Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s