Despedida de Mons. Salvador González Morales

“¿Qué significa ser sucesor de los Apóstoles? Significa estar recostado en el corazón de Cristo como Juan, un corazón que ama, sufre y se entrega por los suyos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Diego Rodarte

Con la celebración de la Santa Misa y la presencia de la sagrada imagen del Niñopan y de otras advocaciones del Niño Jesús que se veneran en los barrios como el Niño de San Juan y el Niño del Rosario, el pueblo de Xochimilco despidió a Monseñor Salvador González Morales, quien fuera Párroco de San Bernardino de Siena durante tres años y ordenado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México el pasado 25 de marzo en la Basílica de Guadalupe por el Arzobispo Primado de México Mons. Carlos Aguiar Retes.

Al inicio de su homilía, Mons. Salvador González recordó que cuatro años atrás, al concluir su servicios en la Basílica de Guadalupe, expresó al ahora Cardenal Emérito Norberto Rivera su deseo de estar al frente de una parroquia:

“Al tiempo, a Don Andrés, también le pedía que si en alguna parroquia chiquita me podría recibir para ayudarle. En comunicación con estos dos obispos Don Andrés tuvo a bien traerme al equipo que estaba aquí en San Bernardino de Siena… había escuchado muchas cosas de esta parroquia famosísima de Xochimilco, una parroquia rica en sus expresiones religiosas… pero nunca me hubiera imaginado lo rica y compleja que era, apenas y he alcanzado a comprender lo que es esta parroquia”.

Señaló que a su llegada a Xochimilco se encontró con una diversidad y con una riqueza que hacía parecer a la comunidad dividida o rota y uno de sus principales objetivos en su tarea pastoral fue buscar la unidad de la parroquia:

“Hoy hemos sido invitados a un fiesta… y al invitarnos el Señor a esta gran fiesta es para que aprendamos cual es el camino para la unidad y el fortalecimiento de esta familia que es nuestra  parroquia. El camino es mirar siempre el corazón de nuestro Padre Dios”.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

El nuevo Obispo manifestó su deseo de regresar un día a la parroquia de San Bernardino y descubrirla “llena de alegría, unida, en donde cada uno de sus miembros se aprecia, se quiere, se cuida. Me gustaría volver a celebrar la Eucaristía dentro del templo y yo espero que me inviten y entonces verlos unidos, verlos cuidándose  y verlos trabajando por un Xochimilco más solidario, más justo, más armonioso, más ordenado y más limpio. Ojalá que estos ojos lo puedan ver”.

Como parte de la celebración, el nuevo Obispo Salvador bendijo una campana para la comunidad de El Roble Xochimilco e invitó a los fieles a que se sigan sintiendo convocados por Dios para crecer en la fraternidad  y en el sentido de ser hijos de Dios.

Después de la Comunión, miembros del equipo parroquial, una representante de la Vida Consagrada y el mayordomo del Niñopa, agradecieron a Mons. Salvador el trabajo que realizó durante los tres años que estuvo al frente de la parroquia, principalmente en los momentos difíciles, como el terremoto del 19 de septiembre de 2017 que derribó las bardas de la parroquia y causó daños en el templo, pero que aún así se mantuvo firme en su idea de unificar a los miembros de la comunidad.

En su momento, Mons. Andrés Vargas Peña, Vicario Episcopal de la VIII Vicaría, también reconoció el trabajo y la dedicación de el Padre Salvador. Resaltó que el pueblo de Xochimilco puede ser como un vitral que “necesita del artista que pueda darle armonía a los colores… Que el Señor Jesús te conceda el Espíritu Santo para ser eso”.

Para concluir, Mons. Salvador destacó y agradeció la presencia del Niñopan, así como la presencia de familiares, amigos, miembros de la Sociedad del Señor de Chalma, autoridades civiles y fieles presentes en la celebración: “no me podía ir sin despedirme del Niñopa”, expresó.

Al tiempo que la estudiantina entonaba la canción Amigo y la banda tocaba las tradicionales Mañanitas, Mons. Salvador González tomó al Niñopan y lo elevó presentándolo al pueblo. Posteriormente se realizó una convivencia para despedir festiva y emotivamente a un nuevo sucesor de los Apóstoles.

Gracias Mons. Salvador González Morales por su labor pastoral en Xochimilco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s