Santa María Nativitas Tepetlalzingo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Diego Rodarte

En la esquina de Eje Central Lázaro Cárdenas y Niños Héroes de Chapultepec se levanta la iglesia de Santa María de la Natividad, construida por los frailes franciscanos entre los siglos XVI Y XVII en el antiguo pueblo de Nativitas Tepetlalzingo, que fue invadido por el crecimiento de la urbe, reduciendo su territorio a lo que hoy se conoce como la colonia Nativitas, sin embargo, su identidad como pueblo originario sigue viva gracias a la celebración de la fiesta de la Natividad de María el 8 de septiembre.

En el interior del templo construido hacia 1585, se encuentra la imagen de la Virgen de la Natividad, una singular talla en madera policromada que representa a la Virgen María de pie sobre una nube sostenida por querubines. Cuenta la tradición que la iglesia de Tepetlalzingo carecía de una imagen propia de la Virgen para celebrarla el día de su nacimiento por lo que pedían prestada una escultura de María Santísima al pueblo de San Mateo, vecino de Santa Fe, imagen que devolvían una vez terminadas las celebraciones propias de Tepetlalzingo.

1536693524536

Cierta ocasión, luego de ser devuelta a San Mateo, la imagen de la Virgen reapareció milagrosamente en el altar de la capilla de Nativitas para asombro de los fieles y religiosos. Devuelta una vez más a sus propietarios, la Virgen regresó nuevamente a Nativitas, expresando así su deseo de quedarse en esta comunidad.

Junto con la Virgen de la Natividad, los fieles de Tepetlalzingo veneran a María Niña o Divina Infantita, una escultura de pasta que representa a la Virgen en su infancia y que es considerada una de las pocas representaciones de María bajo esta advocación que existen en el país.

1536693559061

Los festejos en honor a la Natividad de María inician con el novenario el 30 de agosto, cuando la imagen de María Niña sale de la iglesia de Nativitas para visitar las casas de quienes durante nueve días ofrecerán las mañanitas, las Santa Misa y el rezo del Santo Rosario además de una convivencia para los asistentes en honor a la Virgen.

El 8 de septiembre, la imagen de María Niña regresa a su templo el cual es adornado con abundantes flores para las tradicionales mañanitas y los oficios solemnes del día, pues la fiesta grande se traslada al domingo siguiente, cuando la Virgen de la Natividad, acompañada por la Divina Infantita, sale en procesión por las calles de la comunidad llevada en un anda enflorada visitando a sus fieles que la reciben con tapetes de aserrín, bailes regionales, danzas de concheros y aztecas, la música del mariachi y hasta una cabalgata que se suma a la procesión para acompañar a la Reina del Cielo.

Pese a que la colonia está rodeada de departamentos y edificios, la procesión rompe con el esquema urbano, llamando la atención de propios y extraños que detienen su paso al ver a la Virgen que recorre la comunidad derramando bendiciones y recordando a la comunidad sus raíces, enalteciendo la identidad de quienes son originarios del antiguo pueblo de Tepetlalzingo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s